La revolución de los murciélagos

THE DARKEST ROOM – La revolución de los murciélagos

🌍 MADRID

Un invierno nuclear de más de un siglo ha obligado a los ciudadanos de Madrid a vivir en los túneles del Metro y las profundidades, rebautizadas como La Madriguera.

Los altos mandos del nuevo estado controlan a sus habitantes haciendo de la luz el bien más preciado y escaso, tanto que algunos han empezado a mutar genéticamente perdiendo el sentido de la vista y desarrollando los demás sentidos. Los llaman Murciélagos y para acabar con la tiranía están dispuestos a dejarse apresar para infiltrarse en las instalaciones de la Estación de Mando.

Una misión casi suicida, ya que en esas celdas solo entran los condenados a muerte 70 minutos antes de su ejecución. En ese tiempo deberán escaparse de los calabozos, infiltrarse en el despacho del Comandante y salir con la información necesaria para derrocar al gobierno.

Opinión Julio 2020:

Maria: Una idea diferente, con una metodología distinta de juego. Simplemente curioso y entretenido.

Kayto: Una propuesta original y diferente a lo que hay por Madrid. Deberás agudizar tus sentidos para concluir la misión con éxito. No tiene demasiado juego, pero se hace entretenido.

Victor: Juego relativamente original en el que la introducción es “self-service”. No podemos valorar la ambientación, pero si los detalles que tocamos y escuchamos, por lo que, sinceramente esperaba un poco más de gracia a la hora de ocultar ciertos objetos. El juego en sí no está mal, y pasamos un rato entretenido, pero ya que no inviertes en decoración, camufla un poco ciertas cosas.

 

Puntuaciones:


 

María: 7.5 Victor: 6.5 Kayto: 7

 Si quieres saber qué puesto ocupa en nuestra clasificación,

consulta nuestros Ránking y Ránking de miedo (actualización mensual).

Información:


Número de personas: 2 a 5

Duración:  70 Minutos

Precio: 50 € – 96 €

Web: https://thedarkestroom.com

Deja un comentario y ayúdanos a crecer

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.